La Piedra de Tízoc

http://1.bp.blogspot.com/-XuDZvPUz6lg/VaM03gfidEI/AAAAAAAAAcs/HivPyIauNAs/s1600/Piedra_de_Tizoc_en_el_Museo_Nacional_1900.JPG

En el año de 1791, el 17 de diciembre, Antonio de León y Gama (1735-1802), astrónomo y “antropólogo” de la Nueva España, descubrió en la Plaza Mayor de la Ciudad de México una escultura de forma circular conocida como la Piedra de Tizoc, a la que desde el principio se la creyó el Altar de Sacrificios Gladiatorios, el cuauhxicalli,

Seguir leyendo …

La Tira de la Peregrinación, Códice Mexica

http://www.arqueomex.com/images/FOTOSNUM81/07F01.jpg

La Tira de la Peregrinación es uno de los códices mexicas al que también se le llama Códice Boturini. Los Mexihcatl Amoxtli, son copia de documentos perdidos que se elaboraron en la época prehispánica. Entre ellos se encuentran el Códice Borbónico, el Códice Mendocino, la Matrícula de Tributos y la Tira de la Peregrinación.

Seguir leyendo …

Nanacatl, los hongos sagrados

http://www.socmicolmadrid.org/confer/dibujocodice.jpg

Los mexicas afirmaban que los hongos sagrados tenían su origen en el Árbol Sagrado de Tamoanchan, situado en el lugar mítico habitado por los dioses, arriba de los trece cielos; a su vez relacionado con el Árbol Sagrado del Tlalocan, el Árbol de la Vida. El dios que regía sobre los hongos sagrados fue Tláloc el dios del agua, por ello a los hongos solíaseles llamar apipiltzin, “pequeños hijos de las aguas”.

Seguir leyendo …

El origen de la Calle de Madero

http://www.enlaceveracruzano.com/blog/wp-content/uploads/2015/07/A-ver-si-conoces-estos-15-datos-interesantes-sobre-el-Sol.jpg

La calle de Madero, cuyo nombre completo es Calle Francisco I. Madero, es una de las más antiguas y famosas de la Ciudad de México. Su traza la llevó a cabo Alonso García Bravo, soldado y alarife, nacido en Ribera de Fresno, municipio de la provincia española de Badajoz, en el año de 1490, y a quien también se le encargaran las trazas de Veracruz y la Villa de Antequera.

Seguir leyendo …

La Escritura Olmeca

http://www.bibliopos.es/wp-content/uploads/2014/07/bloque-cascajal.png

Todos los sistemas de escritura en Mesoamérica alcanzaron un considerable desarrollo. Aquellos que se han podido descifrar, demuestran que nuestros antepasados combinaban logogramas -unidad mínima que representa una palabra, un lexema o un morfema- con elementos silábicos -sonidos consonánticos acompañados de vocales distribuidos en patrones propios de una determinada lengua- a los que llamamos jeroglíficos, o simplemente glifos.

Seguir leyendo …