El Balam de los mayas

BALAM

En la cultura maya el jaguar, balam, ha estado presente en toda la cosmovisión regidora de la vida de los antiguos y aun de los actuales indígenas. Se le ha connotado como el símbolo del poder político-religioso, regidor del tiempo, soberano del Inframundo y de la Noche. Cuando el Sol se introduce en el mundo de los descarnados, el felino sagrado deviene Balanké: el Sol-Jaguar de los k’ekchís.

Seguir leyendo …

La Primera Traza de la Ciudad de México

http://4.bp.blogspot.com/_eZyattWuVxk/S8NTm_tLo1I/AAAAAAAAAfY/9YpGogIp2ys/s1600/SXVI1.jpg

En el lapso comprendido entre el otoño de 1521 y el verano de 1522, Alfonso García Bravo (1490-1561), soldado y alarife (arquitecto) español, junto con Bernardino Vázquez de Tapia, conquistador y alcalde de la Ciudad de México, y dos indios mexicas cuyos nombres no han pasado a la historia, se abocaron a la planificación de lo que habría de ser la Primera Traza de la Ciudad de México.

Seguir leyendo …

Las “Gorditas” de la villa

aliciaentreespeciasyrecetas.wordpress.com

De entre todas las manifestaciones tradicionales que tienen lugar en la Villa de Guadalupe,  Distrito Federal, como son danzas, artesanías, música, verbenas, etcétera, hay un elemento evocador, oloroso y sabroso, que no podemos dejar de comprar y comer cuando, devotos o ávidos de diversión, acudimos al santuario del Cerro del Tepeyac.

Seguir leyendo …

El profeta del nopal

http://letrasexplicitas.com/wp-content/uploads/2012/11/Rockdrigo-serie-6-c1.jpg

“Los rupestres por lo general son sencillos, no la hacen mucho de tos con tanto chango y faramalla como acostumbran los no rupestres, pero tienen tanto que proponer con sus guitarras de palo y sus voces acabadas de salir del ron… Son poetas y locochones; rocanroleros y trovadores; simples y elaborados, gustan de la fantasía, le mientan la madre a lo cotidiano; tocan como carpinteros venusinos y cantan como becerros en un examen final de conservatorio.”

Seguir leyendo …

García Márquez se nos fue a Macondo

EFE/Archivo/Eduardo Abad

Hoy se fue García Márquez a Macondo. Volvió a saludar a Úrsula, volvió a comprobar que el tiempo se mueve en círculos, volvió a las calles donde dormía en las bancas y andaba en chancletas de hule. Él no nació en México, pero decidió vivir en este país desde los sesenta y nos dejó la leyenda de una calle y una mesa en San Ángel en donde escribió el texto que le iba a hacer ganar el Premio Nobel en 1982, así que puedo hablar de él porque es parte de nuestra mexicanidad.

Seguir leyendo …